Libro del mes

Poor Economics

Abhijit Banerjee y Esther Duflo

Editorial: Public Affairs, Perseus Books Group


 

Poor Economics , Abhijit Banerjee y Esther Duflo

Comentario: Alfonso Novales

En la lucha contra la pobreza ha sido tradicional centrar las actuaciones en la respuesta a cuestiones a nivel agregado como: ¿Cuáles son las causas de la pobreza? ¿Es la democracia buena para los pobres? ¿Es efectiva la ayuda al desarrollo? ¿Qué papel juega la educación en la lucha contra la pobreza?

Desde tal planteamiento, un punto de vista sostenido por Jefrey Sachs (“The end of poverty: possibilities for our time”, 2005), entre otros, percibe que los países son pobres porque son cálidos, infértiles, plagados de malaria, y sin accesos a puerto de mar. Constituyen lo que se conoce como los factores geográficos, a los que se asigna un papel muy significativo en la determinación del desarrollo de los países. Para estos países es muy difícil acometer las inversiones que precisarían para luchar contra estos problemas, precisamente porque son pobres. Caen así en lo que se denomina la “trampa de la pobreza”. Hasta que estos problemas aminoren, ni la liberalización de los mercados ni la instauración de regímenes democráticos puede hacer mucho por los pobres. De ahí que la ayuda exterior sea clave, pues puede impulsar las inversiones que reduzcan el efecto de estas limitaciones y hacer los países más productivos. Una vez que esto sucede, el consiguiente aumento de renta facilita que el propio país pueda gradualmente asumir los costes de sucesivos proyectos.

El enfoque alternativo, representado en la figura de William Easterly (“The Elusive Quest for Growth”, 2001,” The White Man’s Burden”, 2006) cuestiona esta visión, llegando a afirmar que la ayuda al desarrollo puede hacer más daño que beneficio. La razón es que disminuye el interés de los beneficiados por buscar sus propias soluciones, a la vez que puede conducir a casos de corrupción, reduciendo la relevancia de las instituciones locales y creando un lobby de agencias de desarrollo que se perpetúa a sí mismo. Desde este punto de vista, si los mercados son libres y los ciudadanos se enfrentan a los incentivos correctos, ellos mismos buscarán las soluciones a sus problemas.

Aunque el debate acerca de ambos puntos de vista es de suma importancia y debe perdurar, la concepción acerca del modo adecuado de luchar contra la pobreza está cambiando de manera radical gracias a los trabajos de investigadores como Abhijit Banerjee y Esther Duflo.

A. Banerjee y E. Duflo no participan en la confrontación de visiones antes apuntada, sino que toman un camino alternativo. Para estos investigadores, el modo óptimo de buscar salidas de la pobreza y facilitar el desarrollo de los países consiste en analizar los aspectos microeconómicos de las decisiones que toman los ciudadanos y familias en situación de pobreza, de qué modo financian sus alimentos, los estudios de sus hijos, o su actividad profesional. O preguntándose por qué fallan las escuelas, qué aspectos de un sistema educativo hacen que la educación contribuya eficazmente al desarrollo y cuáles impiden tal positivo efecto, por qué son útiles los microcréditos, por qué los pobres terminan en sistemas de asistencia sanitaria que les perjudican más que beneficiarles, o por qué no suscriben seguros ni para cobertura sanitaria ni para cobertura económica. Basan sus análisis en el análisis de encuestas realizadas a individuos y familias en entornos donde la pobreza tiene una especial incidencia. Para ello, han adaptado de la literatura estadística el método de los “randomized control trials“, que permite evitar los sesgos de selección de la información utilizada en un determinado análisis.

Otros trabajos recientes han avanzado en líneas similares, como es el caso del libro “More than good intentions”, (2011), de D. Karlan y J. Appel, colaboradores de Banerjee y Duflo. Asimismo, D. Collins, J. Morduch, S. Rutherford y O. Ruthven (“Portfolios of the Poor”, 2009) presentan un importante número de situaciones, obtenidas asimismo mediantes encuestas individuales, analizando las decisiones de financiación que llevan a cabo familias en situación de pobreza en países en desarrollo, con un resultado que puede considerarse como realmente sorprendente. En otra línea de análisis, sin recurrir a encuestas de hogares e individuos, la visión acerca de la relevancia de los incentivos que se ponen en marcha y, por consiguiente, de los detalles del diseño de políticas de todo tipo: ayuda al desarrollo, educativas, subvenciones agrícolas, etc., ha sido analizada en el libro de Paul Collier (“The Bottom Billion”, 2007), que está claramente más en línea con los planteamientos de Banerjee y Duflo que con los de Sachs e Easterly (por cierto, este último muy crítico de Collier).

Volviendo al libro que recomendamos, Banerjee y Duflo no defienden estar en posesión de la solución a la lucha contra la pobreza, pero enfatizan, muy correctamente, la necesidad de intentar reducir al máximo el derroche de vidas y talento que la pobreza causa en muchos países. Para ello, como consecuencia de su análisis de muchas familias en distintas comunidades y países, concluyen con cinco ideas cuya consideración y tratamiento podría ayudar a mejorar la vida de quienes viven en situación de pobreza: 1) el desconocimiento por parte de estos colectivos acerca de aspectos que resultarían vitales para su desarrollo, a la vez que el mantenimiento de creencias falsas acerca de cuestiones muy relevantes relativas a la salud, educación, etc., 2) la responsabilidad que asumen respecto a la resolución de demasiados aspectos de su vida diaria, que vienen resueltos para familias con mayores recursos, 3) los sistemas de preciosa a que se enfrentan, que son frecuentemente muy desfavorables como consecuencia de la ausencia de muchos mercados, 4) la necesidad de desechar la creencia de que los países pobres sean proclives a fallar porque son pobres o porque hayan tenido una historia desafortunada; en definitiva, la pobreza no debe considerarse un estigma inamovible, 5) finalmente, la conveniencia de elevar las expectativas acerca de lo que las personas pueden hacer o son incapaces de hacer, pues tales expectativas se convierten frecuentemente en realidad.

Banerjee y Duflo asignan mayor importancia a fallos en el diseño de aspectos concretos de las políticas y a deficiencias en la calidad institucional que a aspectos estructurales (geográficos o de otro tipo) o a posibles conspiraciones de las élites dominantes (en esto último difieren de Collier). Afirman además, la posibilidad de mejorar políticas y calidad de gobierno sin cambiar las estructuras políticas y sociales existentes. Concluyen que hay un inmenso margen de actuación incluso en contextos con una notable calidad institucional, y un margen significativo de actuación incluso en contextos de pobre calidad institucional (difiriendo de autores como Acemoglu, Johnson y Robinson, “Institutions as the fundamental cause of long-run growth”, 2004). Ideología, ignorancia e inercia son las tres “I” que según Banerjee y Duflo, pueden explicar por qué algunas políticas fracasan, por lo que son las resistencias que hay que vencer en la aplicación de políticas para luchar contra la pobreza.

Estamos asistiendo a importantes cambios en la definición de la lucha contra la pobreza, uno de los mayores retos actuales para los economistas, y el libro de Banerjee y Duflo es, sin duda, una significativa contribución a este debate.

 

 

 

Alfonso López Quintás  

EL ARTE DE LEER CREATIVAMENTE

Jesús González Pérez  

LA DIGNIDAD DE LA PERSONA

 Autor: Pablo Ramírez Jerez. Prólogo de Juan Velarde Fuertes

VIDA Y ACADEMIA. QUINCE SEMBLANZAS BIOGRÁFICAS

 Josep Borell y Joan Llorach

LAS CUENTAS Y LOS CUENTOS DE LA INDEPENDENCIA

Ricardo Sanmartín Arce  

VELÁZQUEZ: VIDA

Ramón Tamames Gómez  

MÁS QUE UNAS MEMORIAS

Pedro Cerezo Galán  

DOS BIOGRAFÍAS DE MIGUEL DE UNAMUNO

Santiago Muñoz Machado  

INFORME SOBRE ESPAÑA

Carmelo Lisón Tolosana  

GREEK TRAGEDY

 Abhijit Banerjee y Esther Duflo

POOR ECONOMICS

Agustín Muñoz-Grandes Galilea  

DESDE EL CORAZÓN DEL CESID

 Académicos

ANALES 2010-2011

 Alonso de Cartagena

DOCTRINAL DE LOS CABALLEROS

 Thomas J. Sargent y Francois R. Velde

THE BIG PROBLEM OF SMALL CHANGE

 Heródoto de Halicarnaso

HISTORIARUM LIBRI IX

2011 Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.